miércoles, 9 de agosto de 2017

LA QUINTA VERDAD.













Poema.

LA QUINTA VERDAD. 

Cuatro verdades son cuerpo 
en nichos de noche,
después viene lo absorvente 
de lo no ocurrido,
ruidos en lo extraño hallado,
bien sonará el vaivén protagonista,
el autor es su nuevo propietario
vive dentro del viento
empujando la arena enturbiada.

Cierra la puerta escondida
que regresa el pasado
hablando dos lenguas,
la verdadera y la impostada,
se encontrarán con los mundos,
el táctil y el virtual,
las dos esperan identidades,
traen la quinta verdad 
y la córnea clonada. 
        

jueves, 25 de mayo de 2017

El ocaso de las religiones


Montaje: Land Art.
Entre dos puntos las orillas se unen.

Poema: EL ocaso de las religiones. 

Versus de versus
siglos de antaño 
en tu época evocas 
la primera piel 
contada en el tiempo 
día a día 
y su fuga tocaba 
línea de occidente 
a extremo de oriente .

En aquel páramo 
se infligen las ausencias 
de los tumultos victoriosos,
reo, signo, símbolo
de aquellas estrellas,
se encendiaron las conciencias,
y optaron por las divinas creencias.

Expresiones fue derrota 
en el humanismo 
y por guerra ambiciona 
el absolutismo de la muerte. 

De aquel santuario 
surgió la idea 
de varios Dioses dogmáticos. 


martes, 4 de abril de 2017

Vagabundo.



Instalación, Land Art.

Vagabundo

A veces no ve nada 
ni la mancha de una blanca  pared,
ni el semáforo en rojo,
dice que vive en el umbral. 

Anda sin volver atrás 
y se guarda el ceda el paso
para ser primero en llegar
al crisol de gritos 
en la espesura  de las horas descontadas.

Tropezó el sabio vagabundo,
tenía vino y su caja de cartón 
daba patadas al parque del sol,
se encontró una moneda,
cara al norte,
cruz al sur 
y se obligó a ser mirada de céfiro. 

Suena la sirena 
en una ciudad envenenada
llevan un detenido 
y sus kilos desmemoriados.

domingo, 25 de diciembre de 2016

El poeta.

.

                Propósitos de la madera.

Trágala y poder,
sur y norte,
verdad y otra creía,
poeta era poeta.
Subsiste y existe
y desgasta el sentido
y acomete sus sin razón,
el poeta.
Era conocido en la verdad
en la arena que esperaba,
era toda hallada
su esbozo
su palabra
el poeta.

domingo, 9 de octubre de 2016

Asi cantaba Lucifer con la boca abierta.

 
Montaje Land Art. Fotografía.
 
Poema
 De aquella última lágrima sobrevino
el recuerdo atado
 a las llamas
del infierno.
 Fue roto y se abrió
el rostro en sus orificios;
los ojos, la boca, los oídos,
y cada poro se desplazaron
a la trashumancia de lo vivido.
 El ruido del silencio que vino a llenar
la insipidez del caos,
 temblores de la tierra seca,
no pudo tocar el razonamiento y se quedó solo.
 Así cantaba el infierno,
así cantaba Lucifer
con la boca abierta,
se puso en el rezo imposible
y naufragó en su mirada envuelta.

miércoles, 20 de julio de 2016

YO Y TÚ.

Poema

Antes llegó  después de haber ido,
tu quedaste a esperar,
yo antes de ti,
la risa de la convivencia entre dos
yo y tú,
en las ausencias sentí
baba de otra época,
correr correr como aquella memoria desenfadada de recuperarte.                          

domingo, 17 de abril de 2016

El tiempo en el futuro.

Fotografía de Jorge Pastor Hervas.

Esta colaboración a tres entre dos poetas y un fotógrafo trabajando la temática de el FUTURO EN EL TIEMPO.
En un tiempo pasado se pensó en acometer el desafío de reflexionar el PASADO, PRESENTE Y FUTURO.
Una división de tiempos entre fotografía y poesía. Y los creadores son Teresita Pol, Jorge Pastor Hervas, Jorge Pasrtor Melo.

POESÍA

Mi gran desconocido 
ayeres y ahoras conspirando
entre sombras sin huella 
y ojos ciegos de cuencos vacíos.
Mi gran desconocido es el futuro,
salta el vacío de una intriga,
espera el instante que no llega 
y es bigudí de momentos fugitivos 
es doncella en la cama del romance,
penitencia sin condena,
refugio del mañana,
es disparate...es quimera
y quizá sea también el retoño
de un amor desprevenido.
Mi gran desconocido. 
                                                                       Teresita Pol.

POESÍA

El signo escribía 
en la ida y venida,
espera anclado en el porvenir,
futuro  en cuerpo,
su ritmo era tiempo
consecuencias de vida
vivida en el instante. 

Imaginación quebrada 
al destino 
y a los límites 
de aquella mesa de arena,
no venía el aire
ni los altos sueños,
ni posibilidad de ascender el río,
ni que la piedra hablara,
todo era promesas 
para que el sol durara
en el sueño troncado.

 Una ventana abierta 
y el gorrión enjució
el amanecer y la presencia,
voló hacia el futuro. 
                                                                                                     Jorge Pasrtor Melo.





CRISIS.

NO HABRÁ GATO DE TEJADO 
AHORA ANDAN EN LA ACERAS
RECOGIENDO PEDAZOS DE CRISIS
VERTIDOS OLORES ARCANOS.

EL DINERO SUBSISTE
EN EL BARRO,
EL PARAGUAS TAPA AGUAS
DE LÁGRIMA
Y YO CONTEMPLO
LAS RUINAS QUE ARRUINARÓN.

domingo, 6 de marzo de 2016

YO

Mi taller.

Eliminar del ayer el yo,
y la continuidad de la adicción de los dias,
yo, andante en los motivos,
dejadme en el yo antes que después,
recurro a oírme o callarme
en la estepa de las lenguas
y cada cual
era proximidad al tono de la fuerza abandonada,
aquella no reconocía la inexistencia del yo.

lunes, 25 de enero de 2016

¿Nacer... cuando?

Cuando muera que no esté cansado, y tenga baba de palabra con todos los ojos del mañana y acabe en el silencio de los recuerdos engarzados en el anzuelo de la tierra y en el profundo cielo abierto; moriré pensando en mil veces nacer...

            ¿Nacer... cuando?           "óleo"              

sábado, 31 de octubre de 2015

La espera.

Dibujo en nudo de árbol.
 
Poema
 
Invirtió toda la noche en una espera.
Sus ojos transfugan dividendos
de los más recuerdos vividos.
 
Se masticó su propia espera
con sus horas que le sobraban.
 
Andubo con un ojo cerrado
y el otro le dejó que viera
lo que otro le negaba,
y llegó aquél aire atrasado
y narrado a espacios transmutados.
 
No llegaba lo que viera
ni lo que dejó
en un sueño roto
y aquella noche avanzaba
con la simple oscuridad,
!hacia donde!
si el esperaba dentro de su ser.

lunes, 12 de octubre de 2015

El sollozo del mar.

Talla en piedra granito de la sierra la Cabrera.
 

Poema

Dejad que la noche cicatrice
el sollozo del mar
que vagabundea adentro de mi
y clavo el descalabro
del gemido,
 estiro los aires prohibidos
en la acera pobre
que acoge el dinero impropio
del imperio de esclavos
sin estrellas.
Vi a ése hombre contaminado
de lugares no visitados.
 

domingo, 2 de agosto de 2015

Sin lengua




 


 
"Ideas para concebirlas" Maquetas en hierro.
 
Poema
 
Sin lengua
 
Desclava el roto despellejado,
desnudo de un fin del mundo,
no importaba si el nido
era un vacío
o si hubo
piel en los ojos de la espiga,
un puente,
una lengua cortada,
mil años pasados
y un nudo desatado
en la rabia de un hombre
que pudo ser más.
 
                                                       Ancestro o reflejo.
 

lunes, 30 de marzo de 2015

El fin de lo lejos.

Escultura en pvc. cuerda pintura.
 
El verdadero arte no es una consideración de un pensamiento frágil e ignorante.
 
El fin de lo lejos
 
De lejos réplica continúa
ausencia del eslabón
que aproxima lo cerca
de lejos viene tu voz
y más allá se acerca.
 
La fortuna fue esquina cercana
el ruido venía de lejos
estaba tan cerca
que dejó los pensamientos astillados
y esperó que terminara la rotación del día,
traía el fin de lo lejos.
 
Era la que prepara dentro de mi
y enciende lo cercano,
llena el cubo de frutos,
sangre de fuego,
rayo de lejos.
 

jueves, 1 de enero de 2015

El Gentil.

Pintura de Teresita Pol  acrílico en lienzo.
 
Prólogos
 
Yo que robé la percha de un traje y sucumbí a la doctrina del muro, me volví gentil por definición de
Teresita que participa a dúo y tinta de pensamientos, sus letras bailan alrededor de las mías.
 Jorge Pastor Melo.
 
Un día hubo un gentil que sólo fue idea, luego sentir y más tarde palabra, al ver la tierra sofocada de polvo y cruel sequía, compró el más grande aguacero, hombre gentil ese.
Teresita Pol.
 
 
Instalación en la naturaleza. Piedra granito. (En una calle de piedras, había una casa conocida, vivia el gentil) 
 



Poema: El Gentil

 
El gentil había nacido con escamas de la tierra y con el teorema de la escuadra y la regla de sus decires, el gentil sintió al bosque y su horizonte tapado, levó anclas y fue nube, fue viento y fue
mar, mar en tierra anclada en parálisis otrora, desangra el aire en el hombre que volvió cuando fue, halló su perfil, el gentil tuvo miedo de escucharse, se fugó de ésa idea, temió ver y se arrancó los ojos y los lavó con agua bendita.
Se cruzó con el hombre cuyo rostro eran huecos sin ojos, sin boca refugio, sus oídos murmullos desconocidos, se alejó con su frasco de agua bendecida, ya sin ojos y sin ideas, el gentil se topó con el intruso, vacío de miradas y de pensamientos, volcó el agua a su paso, crecieron palabras al instante, era una separación cuya distancia fue el esfuerzo de ver alejamiento, le quedó el huerto de las palabras, una cuerda de nudos, una caja de cerillas y lo más joven de la vida.
Al alejarse descubrió el huerto anudado y crecieron palabras encendidas, separó el campo del río y calzó a la sombra y afiló al pez tumbado.
El hombre se fundió en el verde, testigo de primaveras y veranos, sitio especial, destino místico, el calor hablaba del claustro impregnado de sebo y sudor, no había frescor pero sí betún de bota que recorría las andadas del polvo y el rezo de un reino que bebió una gota inclinada.
El gentil perdido en las calles sin hospedaje, sólo naufrago en las aceras, no encontró el devenir de la distancia.
Sus cabellos temblaban y sus sienes contemplaban la torpeza del tiempo, anduvo en la tragicomedia de las risas que miraban por detrás, se perdió en las risas ajenas, quiso estrenar un sentimiento, tejer encaje de lunas y dones, hilvanar instantes, robar historias.
Bestial seducía al día, víctima de un corolario muy lejano, fue sólo esqueleto.  

martes, 9 de diciembre de 2014

La duda.

Escultura en hierro, batida con calor.
 
Sin mi conciencia
mi duda no encuentra a Dios.
Lo llevo como el que es dudativo,
la fe consecuencia
de uno mismo,
agarradero de última instancia,
ésta es fe del creyente,
ser creído.
 
 El hombre hace respirar a Dios,
entre el hombre
y la duda
corre la creencia que Dios
es imagen y semejanza al hombre.
 

lunes, 10 de noviembre de 2014

Cómo llega la noche.

Óleo en cartón 2x1 cm.
 
Poema
 
Cómo llega la noche
con su indumentaria llena
y dando cobijo
a los sedientos cansados.

Llega el cansado alzar
la cabeza con sus ojos adentro
a consolar la conciencia obligatoria
al escucharse
en ésta noche que me borra.
 
Cedido a la diáspora,
corro y juro
ante la altivez del sonido,
oigo en el transcurso del frío
que llegar tiene un sentido.

lunes, 13 de octubre de 2014

Pensamientos que hablan del hombre.

Escultura en madera encina.
 
Si difumino el pensamiento aparece los destellos que hablan.
 
Si Dios es de Dios
y el Hombre de su hombre
configurando
la invisibilidad estamentaria
de lo divino y la tierra.
Así existirá Dios
y su hombre.

sábado, 9 de agosto de 2014

Talón polvo palmera.


La elocuencia de la luz acalla la viajera conciencia perpetua. Iluminar los contrastes ilimitados hacen girar la volumétrica tierra.


Talón polvo palmera.

La absorvente fue la luz intensa
de amarillo cubría
blanco pareceres lechosos
amanecía sin oscuridad
ni esperada tenue luminosidad
haría ver los contrastes limitados
en un mar expandido
a los volúmenes giratorios engarzados
                                                       al sol.
Talón polvo palmera
mano que huele el cauce
de las pequeñas sombras
que respiran el hito
de Alfas del Pi.

jueves, 19 de junio de 2014

Colaboración entre Narima y Jorge Pastor.

Instalación escultórica. Cuerda.
 
Estos poemas están hechos con colaboración de Narima Yabell y mi honor de acompañamiento.
 
Narima Yabell y su lluvia con luna.
 
Yo, la lluvia, hoy
camino de puntillas,
despacio, con vergüenza,
no sea que despierten
los niños, los campos sembrados
los bostezos de los lobos,
voy dando las luces de los amaneceres.
 
Yo, la lluvia
alzo la mirada por encima de mi
brillantes cabellos...y te veo...
 
Luna, ¿por qué te escondes tras los visillos
de un velo blanco?
 
Me esperas, lo sé,
 me estabas buscando...
luna sin brazos, mutilada,
extiendes tus rayos
secas las hojas de mi llanto
Luna y lluvia, hoy, nos amamos.
 
Jorge Pastor y su eco de Luna.
 
 
Bebe la tierra
para encontrar
la epidérmica agua,
suda en el confinamiento vivo
ruido cuando llueve
en la boca del vaso,
tiene un pasado escrito
en la media Luna,
saldrá con abdomen
para recoger el olor blanco
confiesa en el centro de la verdad
en una noche de susto y Luna
! Nalu Anul! tras de sí recoge
el nombre y sube
al cielo de su peldaño.
 
Tiene apretados labios
en el carmín,
con sus dedos de agua
toca el eco de Luna.

martes, 20 de mayo de 2014

Fluir de José Agulló y Jorge Pastor.

Pintura de José Agulló, acrílico y técnica diversas "Fluidos"
 
Invité Agulló a participar recíprocamente de una dialéctica poemaria en mi blog sobre el tema "Fluidos" cedió su poema y pintura para que sea un sonido emergido en mi voz. Serán ruidos y razones poéticas.
 
Fluir de Agulló.
 
Surco caminos
no hollados por mi mente
Donde fluídica energía
se funde
en abrazos sin tiempo.
 
Pregunto, pero nadie responde.
 
Crisol de la materia
Conciencia silenciosa
Me confundes,
me cautivas
con tu infinito juego.
 
Fluyes y fluyes
cual luminoso néctar
Vibrando sin tiempo
en eterno abrazo.
 
¿Cómo buscar?
¿Qué camino tomar?
¿Adónde ir?...
 
No hay camino
No hay búsqueda
No existe lugar...
Tan solo fluir.
 
 
Fluir de Jorge Pastor
 
 
El magma recorrió
el estrecho laberinto,
ciego continuado,
fluido bastardo le llamaron
cuando cercó el horizonte
sin labios, 
sin causa
sin líquido pausado
en la humedad
de los nombres
y tuvo cuando retuvo
el principio de la memoria
                          desplazada
en lo lejos y cercano.
 
Surco embebido
cuando suena la sangre
en la hendidura epifánica
de humedecido ósmosis.
 
Cana entre tiempo
ruido que fluye
en el cuenco de manos,
fluir que regresa,
con posibilidad de ir.
 
 
Aquí se agota los ruidos y vuelos poéticos, un dueto de aristas diversas entre plante y fluido, letras que salen de Agulló y Jorge.
                       
 
 
 


 

jueves, 1 de mayo de 2014

Músculo nuevo y Huevo lamido.

 
Escultura en madera e hierro.
Expuesta en el VII encuentro de artistas Sierra Norte.
 
POEMA
Músculo nuevo y huevo lamido.
 
Cerrada la individualidad
aparece la doble realidad,
fragmento tras fragmento
la piel tejió
el músculo nuevo,
hueco y huevo lamido.
 
Voz en su voz
ceniza que esculpe
al antepasado
no existido.
 
 
 

lunes, 10 de marzo de 2014

La sombra del viento.

Cerámica pintura.
Ahora observo detrás del sol la insignificancia de un pelo.
 
Poema . La sombra del viento.
 
Continúa en aquél movimiento
las esquirlas del aire,
se volvió contra la pared
y gritó a su sombra
que chupaba el caramelo caído
en el vocabulario de un bardo.
 
Tragó el aireo plumoso
de un ángel que duerme
en la tierra,
lleva chaqueta
y el derrumbe de un hipo sorprendido
en el agridulce viento
 
Allí estaba la mariposa esperando
el ocaso del frío
parpadea en el reverso
de unas manos fragmentadas
en la verborrea de baba
que escondía el discurso.
 
 

domingo, 19 de enero de 2014


 
 
 Instalación escultórico, madera y alambre, año 2013.
 
 Este poema inspirado en el escultor Martín Chirino.
 
 Quizás ya no duerma cuando traspase
la altura realizada
en escalera de hierro
y ahondé
el brillo
del círculo
 
Óxido mudara
la piel
y las prisas parará
el fuego
que trozea
la forma. 

miércoles, 1 de enero de 2014

Bronca y culpable.

Escultura. Montaje en papel.
 
Bronca y culpable
 
Rastreaba los despertados talones
en la cuádriga de oídos
sibilas llamadas nombre por nombre
en los aspavientos
del viento común
nombraba a la llama encendida.
Torre que grita
en lo alto del tiempo abrasado
el no decir nada
en la noche bronca y culpable
condimentada con azufre
y aún así desfallece
en los huecos de sombra colgada
en las trócolas del abismo.
Fallecimiento
de las fuerzas del arrojo
piden la paz del concilio
que no fuma las cenizas del cuerpo.
Zapato negro calza al hombre
que no tiene nada
ni el desdén de un escupitinajo
encauzado en los cauces del desprecio
pisaba su misma huella
para hallar lo imprescindible
boca sin memoria ni hallada
en la barrena del humo.